0058 412 7800929

Home » Sin categoría » ¿RIESGO O PELIGRO?

¿RIESGO O PELIGRO?

INTRODUCCIÓN

Hoy día existe mucha confusión con el uso de ambos términos (Riesgo y Peligro) muchas personas piensan que son sinónimos y por consiguiente, ambos son intercambiables en nuestras conversaciones diarias. Pues no son ni significan lo mismo, quiero invitarlos a que cada hagamos un recorrido por diferentes estándares y aclaremos el significado de ambos términos.

 

La real academia española los define como:

Riesgo: Contingencia o proximidad de un daño.

Peligro: Riesgo o contingencia inminente de que suceda algún mal.

Definitivamente desde aquí surge la confusión, en primera instancia estamos claros que ambos conceptos tienen una connotación negativa, la real academia asocia ambas definiciones a sucesos que pueden ocurrir en el futuro, sin embargo a siempre lectura no queda claramente definida su diferencia. Con la finalidad de ahondar un poco mas vamos a consultar la normativa internacional mas utilizada a fin de que analicemos ambos términos.

 

  1. ISO 31.000 Gestión del Riesgo. Principios y directrices

Riesgo: Efecto de la incertidumbre sobre la consecución de los objetivos.

  • NOTA 1   Un efecto es una desviación, positiva y/o negativa, respecto a lo previsto.
  • NOTA 2   Los objetivos pueden tener diferentes aspectos (tales como financieros, de salud y seguridad, o ambientales) y se pueden aplicar a diferentes niveles (tales como, nivel estratégico, nivel de un proyecto, de un producto, de un proceso o de una organización completa).
  • NOTA 3   Con frecuencia, el riesgo se caracteriza por referencia a sucesos potenciales (2.17) y a sus consecuencias (2.18), o a una combinación de ambos.
  • NOTA 4   Con frecuencia, el riesgo se expresa en términos de combinación de las consecuencias de un suceso (incluyendo los cambios en las circunstancias) y de su probabilidad (2.19).
  • NOTA 5   La incertidumbre es el estado, incluso parcial, de deficiencia en la información relativa a la comprensión o al conocimiento de un suceso, de sus consecuencias o de su probabilidad.

 

  1. API RP 580. Risk-based Inspection

Peligro(Hazard): Una condición física que podría resultar en lesiones humanas o muerte, pérdida o daño, o degradación ambiental. El peligro es la fuente del daño. Los componentes que se usan para transportar, almacenar o procesar un material peligroso pueden ser una fuente de peligro.

 

API RP 581. Risk-based Inspection Methodology

Riesgo(Risk): La combinación de la probabilidad de ocurrencia de un evento y su consecuencia. En algunas situaciones, el riesgo es una desviación de lo esperado. El riesgo se define como el producto de la probabilidad y la consecuencia cuando la probabilidad y la consecuencia se expresan numéricamente.

ANÀLISIS DE AMBOS CONCEPTOS

Para entender claramente la diferencia entre ambos conceptos me soportaré en el libro Fundamentos en Seguridad y Gestión del Riesgo Industrial, el cual fue mi material de consulta de la Maestría en Ingeniera de Confiabilidad y Riesgo de la Universidad de las Palmas Gran Canaria España, Material que considero muy didáctico para entender claramente este tema y cito textualmente a continuación:

Peligro: El concepto de peligro, en inglés “hazard”, se utiliza para designar una condición física o química que puede causar daños a las personas, al medio ambiente y/o a la propiedad. Por consiguiente, el peligro es algo tangible y objetivo. Entre los ejemplos de tipos de peligros se pueden citar las sustancias tóxicas, inflamables, la altura, la radiación, la electricidad.

El peligro esta asociado a elementos que existen y que son capaces de producir daños al ser humano. En este sentido una de las funciones principales de los especialista de seguridad es el proceso de identificación de peligros, esta etapa constituye el paso más importante del análisis de riesgos, puesto que cualquier peligro cuya identificación haya sido omitida no puede ser objeto de estudio posterior, para ello se utilizan técnicas de identificación de peligros conocidas como HAZOP o AFO (Análisis Funcional de Operatividad) es una técnica de identificación de pelñigros inductiva basada en la premisa de que los accidentes se producen como consecuencia de una desviación de las variables de proceso con respecto de los parámetros normales de operación.

Riesgo: Desde el punto de vista filosófico, el riesgo es un concepto complejo que tiene que ver con la posibilidad de ocurrencia de sucesos en el futuro, y que, por consiguiente, no se encuentra presente en aquellas situaciones donde el futuro se conoce con total certeza. En cierto sentido, el riesgo se considera como algo irreal, producto de la mente, que se encuentra íntimamente ligado a la percepción individual o colectiva. Podemos decir entonces que el temor que infunde el enfrentar situaciones que encierren incertidumbre y pongan en peligro la integridad física del hombre o su entorno este sentimiento lo identificamos los humanos como riesgo.

 

Sin embargo, el propósito del ingeniero consiste en tratar de establecer su valoración mediante las técnicas y modelos matemáticos a su alcance esencialmente para tomar decisiones.

La palabra riesgo es entendida en la mayoría de los casos en términos peyorativos, aunque se encuentre presente, en mayor o menor medida, en gran parte de la actividad humana, hasta el punto que éste no es asumido de manera voluntaria sin esperar un beneficio a cambio.

No existe una relación lineal entre la reducción del riesgo y la asignación de recursos necesaria para ello. Es más, cuanto menor es el nivel de riesgo deseado mayor es el número de recursos necesarios para su disminución, y en la mayoría de los casos no existe el término riesgo nulo. Por consiguiente, se habla de riesgo aceptado o soportado sobre la base de los recursos asumidos como convenientes para controlarlo.

 

INTERRELACIÓN ENTRE EL RIESGO Y EL PELIGRO

Un tratamiento riguroso por parte del ingeniero que debe llevar a cabo el análisis de riesgo requiere que la terminología sea más precisa. La figura 1 muestra un esquema con los conceptos básicos más importantes, cuyo dominio resulta imprescindible para entender ambos conceptos.

                                         Figura 1. Esquema conceptual de la relación entre Riesgo y Peligro

 

La diferencia entre peligro y riesgo se pone de manifiesto en la figura 1. Como puede apreciarse el peligro se encuentra en el origen de una consecuencia adversa sobre las personas, el medio ambiente y/o la propiedad.

  1. Suceso iniciador

Sin embargo para que el peligro existente desemboque en dicha consecuencia adversa se requiere que ocurra una cadena de acontecimientos. El primer eslabón de la cadena corresponde al suceso iniciador. En principio, en el caso de instalaciones, los sucesos iniciadores se dividen en dos grandes grupos:

 

  • Sucesos internos, tales como:
  • Fallas mecánicas de equipos activos, ejemplo una fuga de producto por una tuberia
  • Mal funcionamiento de procesos (operación y controles)
  • Errores humanos
  • Sucesos externos, tales como:
  • Fenómenos naturales (rayos, terremotos, inundaciones)
  • Impactos de industrias vecinas
  • Impactos de medios de transporte (aviones, camiones)

El primero de los grupos tiene su origen en la propia actividad industrial mientras que el segundo se sitúa en el entorno de la actividad. De forma análoga, para el caso de peligros asociados a productos, las consecuencias adversas ocurridas en su utilización o consumo tienen origen en cualidades peligrosas inherentes al producto o a la acción de agentes externos.

En general, siempre existe un suceso iniciador ligado a una o varias circunstancias peligrosas que puede desencadenar o ser la causa de un accidente, entendiendo como tal tanto los producidos en las instalaciones como los ocasionados por productos defectuosos.

Entre el suceso iniciador y la consecuencia del accidente se sitúa una cadena, mayor o menor, de acontecimientos tales como las respuestas de sistemas y operadores, junto a otras circunstancias concurrentes, que propagan o mitigan la evolución o los efectos del accidente hacia unas consecuencias concretas.

Hay dos circunstancias que se deben destacar. Así, un mismo peligro puede llevar a diferentes tipos de consecuencias y, al contrario, se puede llegar a un mismo tipo de consecuencia partiendo de peligros de distinto origen, aunque, normalmente de la misma naturaleza.

  1. Causas

 Como se esquematiza en la figura 1, detrás de cada suceso iniciador o eslabón de la cadena accidental existen diferentes causas que explican el camino concreto seguido en la progresión de un determinado accidente hasta llegar a un determinado tipo de consecuencia, el cual es conocido como secuencia accidental.

Las causas más habituales se corresponden con fallos de equipos y errores humanos, además de las ya señaladas para los sucesos iniciadores.

La identificación de las causas que pueden conducir a las diferentes secuencias accidentales es fundamental, no sólo para cuantificar el riesgo de una secuencia accidental, sino en particular para establecer la política más adecuada en materia de seguridad para contrarrestarlo.

 

  1. Componentes del riesgo: frecuencia y daño

Cada secuencia accidental conduce a un determinado tipo de consecuencia adversa para la seguridad de personas, medio ambiente y/o propiedad. Además de las causas, dos son los aspectos que caracterizan a una determinada secuencia accidental; el primero referido a la frecuencia con que esta puede ocurrir y en segundo lugar el daño que su ocurrencia puede acarrear.

Por ello, en general se habla de que el riesgo tiene dos componentes, correspondientes a la frecuencia y el daño. Así́, una de las maneras más simples y comunes de expresar el riesgo de una secuencia accidental es mediante el siguiente producto:

R=F•D ……..(1)

donde F representa la frecuencia prevista de ocurrencia, por ejemplo, expresada como veces por unidad de tiempo (Fallas/Año), y D corresponde al daño esperado tras dicha ocurrencia, el cual es la medida de la magnitud o severidad de un determinado tipo de consecuencia, por ejemplo, expresada como la cantidad de perdidas (económicas) (USD/falla) por cada suceso.

El producto formulado por la ecuación (1) proporciona lo que se denomina Riesgo. Así́, si un accidente tiene una frecuencia de ocurrencia estimada en una vez cada 50 anos (Fallas/año) y sus consecuencias ocasionan unas perdidas evaluadas en 300 millones de USD (USD/Falla), el riesgo se estimaría en 6 millones de USD/año.

  1. Toma de decisiones

 

Una vez valorado el riesgo entre en juego el concepto de tolerancia al riesgo, es este valor el que va a definir cuales son las acciones a tomar frente al riesgo calculado, generalmente son tres:

  • Aceptarlo y no hacer nada
  • Mitigarlo y mantenerlo en niveles tolerables
  • Pagar para que un tercero asuma el riesgo por no ser tolerable

 

  1. Seguridad y tratamiento del riesgo

El concepto de seguridad, en ingles “safety”, se define como una característica de habilidad para evitar el daño y las perdidas como consecuencia de sucesos no deseados. El termino seguridad se entiende como opuesto al de riesgo; es decir, cuanto mayor sea el riesgo involucrado en una actividad mayor será́ el nivel de seguridad. De hecho, en la literatura se utilizan de forma intercambiable los términos análisis de riesgo y análisis de seguridad.

Así́ pues, la búsqueda de un mayor nivel de seguridad en el desarrollo de la actividad industrial del hombre pasa por contrarrestar el riesgo que esta pueda acarrear, actuando sobre las causas que lo originan. Como se observa en la figura 1, la toma de decisiones en este sentido se puede canalizar hacia dos líneas principales para tratar el riesgo: prevenir y limitar.

  1. Prevención

Persigue atacar las causas en el origen del accidente intentando prevenir que ocurran los accidentes o al menos reduciendo su frecuencia.

 

  1. Limitación

Se sitúa en el momento que ocurre el accidente o una vez que éste ha finalizado. En este caso se persigue reducir y limitar el daño causado por el accidente.

La toma de decisiones en materia de seguridad tiende a utilizar medidas de prevención y limitación de riesgos de forma combinada pero dependiendo de cuales sean las causas más importantes que originan los riesgos existentes. Por ello es tan importante evaluar los riesgos como caracterizarlos, por ejemplo, señalando las secuencias accidentales más importantes o las causas más significativas.

 

CONCLUSION

 Como puede apreciarse en este pequeño y sencillo documento Riesgo y Peligro son dos conceptos totalmente diferentes y que se diferencia en función de las siguientes características:

 

Aspiro con este pequeño articulo, servir de guía para que otras personas puedan iniciar el camino de construcción de su propia experiencia sobre todo las nuevas generaciones de profesionales, solo pido me retroalimente a fin de que podamos hacer que juntos el conocimiento en esta materia evolucione y se fortalezca.

Cualquier duda o comentario, puedes contactarme por medio de mi correo personal: robinson.medina@gmail.com.

Una de las pocas cosas que crece cuando se comparte es el conocimiento, compártelo con todos aquellos que creas le pueda ser de utilidad.

Robinson Medina, Consultor Senior en Gestión de Activos, Confiabilidad e Integridad Mecánica.

  1. REFERENCIAS
  • Universidad de las Palmas Gran Canaria; “Fundamentos en Seguridad y Gestión del Riesgo. Industrial. Año 2009.
  • Curso Inspección Basada en Riesgo Asset Consultin . Septiembre 2016
  • Estándar Internacional UNE ISO 31000; “Gestión del Riesgo, principios y directrices. Editión Año 2010.
  • API RP 580. Recommended Practice 580 Second Edition, Enero 2016.
  • API RP 581. Recommended Practice 581 Second Edition, Abril 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *